20 febrero 2013

Quique González - Delantera Mítica [2013]

 

 Quique González - Delantera Mítica

"Un genial disco que nos recuerda al Quique más inconformista, canalla y rabioso. En esta Delantera Mítica la rabia se canaliza a través de canciones directas como balas, haciendo una crítica a la desigualdad y corrupción reinantes en esta podrida sociedad"



Hoy se publica el noveno álbum de estudio, Delantera Mítica, de nuestro querido y venerado Quique González.

Delantera Mítica es un disco que podríamos dividir en dos tipos de canciones: por un lado las rockeras, canallas y con un aire más americano y por otro, aquellas más tranquilas, sosegadas y sin cafeina.

Comenzamos con el single por excelencia de esta Delantera Mítica, titulado Tenía que Decírtelo y que ya comentamos en anteriores entradas que podéis leer Aquí. Seguímos con La Fábrica, un bonito tema que habla sobre la gente, sobre el inconformismo ("Ahora parece que quieres largarte y apenas acabas de llegar") e incluso sobre los, últimamente, tristes y pobres alicientes cotidianos para muchas personas que en ocasiones desembocan drásticamente ("¿Cómo te sientes? ¿Te quieres matar?" // "Los viejos se han cansado de forzar la máquina").

Pasiones rockeras, fugaces y carnales se dan lugar en este Dallas - Memphis, que nos evoca a un fronterizo México, de calores y amores. ("El misterio dura más que la certeza")

En ¿Dónde está el dinero? nos reencontramos con el Quique más rockero, aquel Quique canalla, directo e inconformista que escuchábamos en sus primeros discos, como en Personal [1998]. En esta canción, nos habla de vendedores de humo, de oprimidos y opresores, de ladrones y ladrados. Quique dispara versos a diestro y siniestro, dónde no deja títere con cabeza. Escuchamos balas dirigidas hacía la cuasi-pasmada juventud ("Los chicos siguen en el parque, despertándose"), para los ladrones de traje y corbata e incluso para los uniformados perros de la guerra y la señora Justicia ("Muerta la ley, la justicia es un lujo"). Narra el día a día de una sociedad que se pudre (si no está podrida ya del todo), una sociedad que ya nos describía en el primer tema del disco, Tenía Que Decírtelo; y a la que, por desgracia, ya estamos acostumbrados en nuestro día a día.
.

La siguiente canción es una de nuestras favoritas y lleva por título Parece Mentira; es un tema que huele a carretera y manta, a pecadores de los bajos fondos, a medias verdades y a soñadores enamorados de peligrosas y nocturnas mujeres.

Quique y su cazadora del trueno.
Pasamos a un estilo más sosegado, Las Chicas Son Magníficas cuenta con la colaboración de la guapa y polifacética Zahara. Una simple melodía a base de piano y acompañamiento acústico hace que resalte la tranquila voz de Quique. Una bonita lírica sin conexión aparente que nos habla de miedos, dudas y riesgos. Me gustaría destacar un verso en forma de dardo:  "Las promesas nunca se cumplen, una cuestión política". También encontramos guiños hacía Rebeca Jimenez, "Yo te di mis naves y nubes, mi físico y mi quimica" (Hace referencia a la relación personal entre ambos artistas y más concretamente, a una bonita canción cantada por Rebeca y que Quique compuso; podéis escucharla Aquí)

La mirada de la noche del sábado
Me lo Agradecerás es una tranquila, pausada y no muy destacable canción que pasa sin pena ni gloria por esta Delantera Mítica. En Viejos Capos empiezan las referencias al maestro Bob Dylan ("Los viejos capos  cantan Blowin' in the Wind"), y volvemos a ver la ira de Quique canalizada. ("Tengo la furia y tengo la culpa"). Esta vez la rabia se canaliza hacía los falsos ídolos, las duras y dudosas realidades y la distorsión de la realidad por parte del sistema y de nosotros mismos. ("Tengo la fe pero tengo mis dudas y espero no dejarlas de tener")


Como comentamos en anteriores entradas, No encuentro a Samuel corresponde a una actualización y revisión del tema pseudo-inédito titulado Groupies Eléctricas, que Quique únicamente había tocado  en contados directos. Hasta ahora era una de las llamadas Canciones Huérfanas, aquellas que no se encontraban en ningún disco publicado. (Podéis encontrarla Aquí)

No Hagas Planes sigue la línea de juego marcada por Las Chicas Son Magníficas o Me lo Agradecerás. Una balada con un simple y elegante acompañamiento. Respecto a la lírica, podríamos decir que, prácticamente, es un estribillo en sí misma. ("No hagas planes, puede que mañana todo estalle"). Pese a su simplicidad, resulta muy agradable a la escucha.

Por fin llegamos al tema que da nombre al disco, la acústica y genial Delantera Mítica. Versa acerca de propósitos y despropósitos, de caminos y elecciones tomadas o no tomadas. Habla sobre la vida y el amor, lo importante a fin de cuentas. ("A decir verdad, había química, te espero cuándo todo estalle") Para terminar, Quique nos ofrece su particular visión de ¿Es tu amor en vano?, magnífica versión adaptada de uno de los no tan conocidos clásicos del mítico Bob Dylan.

Nosotros os ofrecemos nuestra personal y humilde visión de los hechos, lo que cada una de las canciones de esta Delantera Mítica han supuesto para nosotros, o las sensaciones que nos han transmitido; para los melómanos amantes de Quique os recomendamos la versión especial comentada por él mismo, dónde nos habla brevemente de los orígenes, historia y trabajo que hay detrás de cada una de las canciones. Aunque parafraseando al mismo Quique, me gustaría decir que el misterio dura más que la certeza y que, personalmente, creo que es mejor crearse una propia interpretación de la lírica de la canción, independiente a lo que el propio artista piense (puesto que para cada uno de nosotros tendrá un significado diferente, eso es lo misterioso y bonito de la música), aunque resulta muy interesante conocer, en cierta medida, el modus operandi de nuestro Kid personal.


En Resumen: Delantera Mítica es, ante todo, un disco crítico e inconformista. Un trabajo cuidado y con sabor americano y versos bukowskianos, que mantienen a Quique González como uno de los artistas más personales, queridos y comprometidos de nuestro panorama nacional. Encontramos canciones rabiosas, maduras y potentes, que se complementan con su parte más romántica y pausada; creando un disco fuerte pero equilibrado, lleno de vitalidad y de personalidad. Podemos degustar influencias del mejor folk-rock americano de grandes artistas como Tom Petty, Lucinda Williams o Bob Dylan.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Bienaventurados sean aquellos que comentan!